Por qué muchos no recuperan el olfato después del Covid-19: un estudio explora la causa

El Covid-19 deja algunas secuelas en el cuerpo de las personas que sobrellevaron la fermentación y una de las más comunes son la falta de olfato o gusto tras recibir el alta. En ese sentido, un estudio descubrió que esta situación puede prolongarse años después de ser diagnosticados.

Tratar con una encuesta publicada en la revista científica Ciencia Medicina Traslacional que trató de explicar las causas de la «anosmia»número que recibe la pérdida total de la olerque se prolonga por varios meses.

Los científicos que llevaron adelante la investigación clara que el coronavirus causa l’anosmia al afectar el epitelio olfativo, an órgano encargado de albergar las sensoriales primarias neurons que son las encargadas de detectar olores.

Algunas variantes de covid no generan pérdida del olfato.

“Por lo general, los parches del epitelio respiratorio se intercalan dentro de la región de la hendidura olfatoria y se componen de células secretoras, células ciliadas y células basales. Las neuronas sensoriales olfatorias detectan olores volátiles a través de receptores olfativos localizados en los cilios neuronales en el espacio aéreo nasal.”, especifica el artículo.

Por esto mismo, realizó un estudio en animales, datos que cruzaron luego con autopsias humanas y llegaron a la conclusión de que la pérdida del olfato se debe a que el Covid genera unas «alteraciones en el carácter de la capa del moco que rodea sus cilios», así como «inflamación».

Par qué no regresa el olfato tras el Covid

Considere si hay varias posibilidades, los científicos aseguran que puede deberse al daño epitelial inicial grave que puede llegar a eliminar las reservas de células madres basales, las encargadas de renovar el neuroepitelio.

El Gobierno pide fortalecer la vacunación ante la subba de casos de Covid

Además, la anosmia prolongada puede ser provocada por la infiltración del epíteto olfativo por poblaciones de células inmunitarias, conocidas como células T, algo que «interrumpió» la función olfativa normal.

Estas hipótesis están basadas en los descubrimientos en los cuerpos de las personas que se encontraron por Covid-19, en las que l’infection en estas células.

De esta manera, el estudio concluyó que » la inflamación mediada por células T persiste en el epíteto olfativo mucho desde que se elimina el SARS-CoV-2 del tejido, lo que sugiere un mecanismo de pérdida del olfato a largo plazo posterior al COVID-19”.

Planta baja / ED

Tambien te puede interesar